Talamanca del Jarama. Herbicidas junto al arroyo Valdejudíos

20140323_161805-1Nuestros compañeros de ARBAtmj -ARBA Tramo Medio del Jarama- nos informan que el Ayuntamiento de Talamanca ha aplicado herbicida en las cercanías del arroyo Valdejudios.

El uso de herbicida en las cercanías de cursos de agua entraña un grave peligro de contaminación. La ficha técnica de herbicidas como el glifosato alertan de esta posibilidad, recomendando su uso alejado de lugares susceptibles de producir la contaminación de aguas superficiales o subterráneas. En el caso de la normativa española, para usos no agrarios se recomienda que se minimice o se prohíba su aplicación cuando pueda entrañar contaminación de las aguas. En el caso del arroyo de Valdejudíos es todo un ejercicio de irresponsabilidad el del Ayuntamiento de Talamanca.

Informa además que esta situación se repite en todos los pueblos de la zona, pudiendo encontrar zonas tratadas en casi cualquier lugar. A esto hay que añadir que la forma de aplicarlo no cumplen en ningún caso las mínimas precauciones de protección de los trabajadores.

En su Facebook, ARBAtmj piden a los ayuntamientos que al colocar los carteles informativos, deberían anunciar además que:

“Permanecen en el medio durante meses. La exposición a ellos (simplemente por estar en las zonas tratadas) puede producir graves daños a la salud. Proteja especialmente a niños, ancianos y mascotas. Infórmese y exija que no se usen.”

Anuncios

Alcobendas. Fumigación sin suficiente control

El colectivo Gengis Car nos informa de las fumigaciones de herbicidas con Tomcato (glifosato) y Goal (oxiflouren) en calles, zonas ajardinadas y parques de Alcobendas. Como se aprecia en las fotos, aunque sí han colocado carteles informativos y los operarios parece que llevan los equipos adecuados, la delimitación no es completa (fumigando junto a la terraza de un bar, donde no se ha balizado) y, lo que es peor, se ha fumigado junto a un centro educativo.

Como se observa en la información y en las balizas, el responsable de estas actuaciones es el Ayuntamiento de Alcobendas, a través de la empresa SEROMAL SA.

El colectivo Gengis Car está denunciando estas prácticas y solicita que al menos el Ayuntamiento se digne a informar a los vecinos de las sustancias que está aplicando, en qué zonas y qué días.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alpedrete. El Ayuntamiento fumiga mediante discapacitados psíquicos

Publicado en http://www.alpedretesostenible.org/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando en uno de los últimos plenos el Concejal de Medio Ambiente fue preguntado  por el portavoz de IU-LV sobre las fumigaciones que se estaban llevando a cabo con  herbicidas en las Zonas Verdes de áreas periurbanas del pueblo este contestó que  no había ningún problema ya que era un producto inocuo.  Algunos vecinos no quedaron satisfechos con esta respuesta y a través de un  escrito volvieron a preguntar al consistorio sobre este asunto. Esta vez sí se  dignaron a contestar adjuntando un informe en la respuesta de la empresa  APASCOVI quien se encarga de la jardinería en el municipio.

En dicho informe se explica el por qué de las fumigaciones justificándolas en la  eliminación de pólenes provocadores de alergias y en la prevención de incendios,  ambas explicaciones nos parecen carentes de todo fundamento, ya que si es por la  primera solo pueden prevenir en cualquier caso algún tipo de alergias ya que casi  son más las plantas de jardín que pueden propiciar esta molestias y en el segundo  caso mas bien se produce el efecto contrario ya que al secarse las hierbas es de  lógica que se prolongue por más tiempo el peligro de incendio.

Pero lo más alarmante de todo es el tipo de producto utilizado, glifosato, un herbicida  cuando menos controvertido. El glifosato fue creado por la empresa Monsanto para  proteger sus cultivos de soja transgénica, a los que no afecta este herbicida, lo que  permite rociarlos sin límite, eliminando todo otro tipo de plantas. El resultado es que  la soja no resulta dañada pero sí el Medio Ambiente y los residentes locales.

Estudios científicos realizados por encargo del gobierno argentino, donde se usaba  masivamente, y por Greenpeace han demostrado que mata a los insectos benéficos  y causa daños en aves y peces y es mortífero para los anfibios. También se ha  demostrado que el glifosato posee efectos negativos sobre los microorganismos del  suelo, reduciendo la habilidad de ciertas bacterias en fijar nitrógeno y aumentando el  crecimiento de hongos patógenos, capaces de liberar toxinas. En definitiva,  empobrecimiento y esterilización del suelo.

En las personas puede ocasionar daños genéticos, tumores en la piel, problemas de  tiroides, anemia, dolores de cabeza, sangrado de nariz, mareos, cansancio,  náuseas, irritaciones de ojos y piel, asma y dificultades respiratorias, entre otros.  Diversos estudios indican que existe una relación entre los herbicidas a base de  glifosato y el linfoma no-Hodgkin, un tipo de cáncer.

No parece lo más adecuado para el Medio Ambiente ni para los habitantes de  Alpedrete que se utilice este herbicida un año tras otro y de una manera tan masiva.  También nos planteamos si es ético que una empresa como APASCOVI que se  supone que realiza una acción benéfica empleando a personas discapacitadas  psíquicas las utilice para estos fines, y además sin dotarles de los Equipos de  Protección Individuales que establece la ley. Por toda protección disponen de una  simple mascarilla de papel según la norma europea EN149, que solo vale para el  polvo, inadecuada para este trabajo. Es como si no llevaran nada. Las leyes de prevención de riesgos laborales exigen que cumplan con la norma europea EN405 o  EN136, homologadas para trabajar con gases, vapores y aerosoles peligrosos.

Al actual equipo de gobierno del Ayuntamiento le convendría reflexionar sobre esta  práctica, a ellos también les afectan los efectos nocivos, no son inmunes.

Valdemoro. Exigen información sobre la aplicación de fitosanitarios

Publicado en http://www.ecologistasenaccion.org/article27667.html

A raíz del tratamiento adelantado con herbicidas y en la Semana Sin Pesticidas se ha solicitado al Ayuntamiento información precisa sobre los productos fitosanitarios que la empresa FCC viene aplicando en parques, jardines y alcorques de la localidad.

Operario de FCC en Valdemoro

Los equipos de protección utilizados por sus operarios alertarían del carácter tóxico de herbicidas cuyo reemplazo por métodos menos agresivos y ambientalmente sostenibles, como la siega mecánica, los ecologistas han demandado reiteradamente en anteriores temporadas. La controvertida gestión de esta empresa -que protagonizó el año pasado episodios tan irresponsables, y todavía no aclarados, como la fumigación con glifosato a escasos metros de la presencia de personas- justifica toda cautela ante la incesante dispersión de productos considerados nocivos y peligrosos para el medio ambiente.

Ecologistas en Acción de Valdemoro ha reclamado a la concejalía de medio ambiente información pormenorizada sobre el tipo de productos fitosanitarios que se están empleando en zonas verdes y cunetas de Valdemoro. La aplicación de estos tratamientos, por parte de la empresa adjudicataria FCC, se habría anticipado respecto a otras temporadas, en las que la dispersión de herbicidas tuvo lugar bien entrada la primavera, concretamente durante los meses de mayo y junio. En este mismo sentido han exigido en su escrito a los responsables municipales un cronograma con las próximas fumigaciones previstas.

Ecologistas en Acción lamenta la ligereza con la que se vienen utilizando estas sustancias y consideran tanto más preocupante el hecho de que entre los posibles afectados se cuenten niños, lactantes o mujeres en estado de gestación. A este respecto llaman la atención sobre la determinación con la que se han empleado los operarios de FCC, propagando herbicidas cuya aplicación precisa de equipos de protección individual- en los mismos días y áreas que la ciudadanía elige para disfrutar al aire libre debido a la mejora climatológica.

Según denuncian, la dispersión de estas polémicas sustancias no ha excluido siquiera áreas escolares como la Escuela Infantil “Los Sauces”, junto al parque Tierno Galván por lo que vuelven a reclamar en su escrito, al igual que las últimas temporadas, la urgencia de erradicar el recurso a fitosanitarios de esta naturaleza en las proximidades a centros educativos.

El uso sostenible de los plaguicidas ya está en la agenda de las instituciones comunitarias a través de normativa legal como la Directiva 2009/128/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo [1]. Ecologistas en Acción recuerda que esta norma establece que “Los Estados miembros (…) velarán porque se minimice o prohíba el uso de plaguicidas en las siguientes zonas específicas: a lo largo de las carreteras (…), en los espacios utilizados por el público en general, o por grupos vulnerables, como los parques, jardines públicos, campos de deportes y áreas de recreo, recintos escolares y campos de juego y los espacios cercanos a los centros de asistencia sanitaria”.

El empleo de herbicidas nocivos y peligrosos para el medio ambiente por la empresa FCC ha sido habitual en nuestro municipio bajo presentaciones comerciales como Imidor o el Roundup de la polémica multinacional Monsanto, un potente herbicida cuya composición está basada en el glifosato. El glifosato es considerado un compuesto que contamina gravemente los sistemas acuáticos y que puede entrañar riesgos para personas y animales. Existe al respecto una abundante documentación científica [2] que prueba el potencial carcinogénico de esta sustancia.

Ecologistas en Acción de Valdemoro finalmente destaca que la apuesta por métodos alternativos en el control de hierbas, como la tradicional siega mecánica, además de respetar la biodiversidad requiere una mayor mano de obra, lo cual constituye un elemento a tener muy en cuenta en la generación de empleo.

 

[1http://www.boe.es/doue/2009/309/L00…

[2http://www.ecoagricultor.com/2013/0…
http://www.greenpeace.org/argentina…

Se crea la Plataforma contra los herbicidas en la Comunidad de Madrid

El pasado jueves 14 de marzo se puso en marcha la plataforma con el objetivo de reducir y eliminar el uso de los herbicidas en nuestra región. Se contó con la participación de compañeros de la Plataforma contra los herbicidas de Guadalajara, quienes explicaron sus objetivos, líneas de actuación y animaron a que en Madrid comenzásemos una tarea similar a suya.

En la reunión asistieron los siguientes colectivos:

ARBA Madrid

ARBA Tres Cantos

Ecologistas en Acción de Madrid

El Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro

GRAMA

Red Montañas

Se decidió comenzar a preparar distintas iniciativas informativas destinadas a ayuntamientos y ciudadanía para alertar los peligros del uso de los herbicidas en los medios urbanos y periurbanos.